Proteccion en redes para niños

proteccion redes

Desde que las redes sociales fueron creadas han sido realmente un gran paso hacia el futuro, al respecto del entretenimiento, los negocios y sobre todo en la forma en la que nos relacionamos con otras personas, que tienen los mismos gustos, las misma ideas y los
mismos problemas, con los que se puede conversar y compartir por horas completas, solo que, es esa misma sensación de seguridad y calidez que encontramos en estos lugares los que nos hace sentirnos confiados, algo que muchas veces no es realmente bueno.

Desde el robo de datos, de identidades completas, hasta estafas y delitos mucho peores, se han visto en los titulares de los noticiarios a causa del uso irresponsable de las redes, por lo que, es razonable que más de un padre atento, sienta que debe preocuparse no solo por el tiempo en que sus hijos pasan en redes sociales, sino por saber, ¿qué tan protegidos están ellos realmente en ese mundo virtual?.

Mi hijo o hija, ¿corre riesgo al estar en redes sociales?

La respuesta a dicha pregunta es realmente simple, pero no solo por el hecho de ser niños, pues la verdad es que, todos los usuarios de redes corren de igual forma con esos riesgos, pero efectivamente los niños corren riesgos al estar en redes sociales, solo que estos, no solo consisten en la clase de personas con la que están hablando o qué clase de contenido están viendo, sino también por la vulnerabilidad que el propio dispositivo utilizado posee.

Pero al ver el primer ámbito, los niños en redes sociales, corren principalmente dos riesgos, cuando es al respecto del contenido y la compañía. El primero es el más preocupante que es el ámbito sexual, donde los pequeños comienzan a estar expuestos a contenido para adultos, por los que sienten curiosidad y se irán guiando hacia ellos de forma temprana, lo que de igual forma los guía a ser vulnerables a comentarios, mensajes, fotografías o chats del tipo sexuales y en los peores casos a encuentros con adultos que se hacen pasar por otros chicos de su misma edad para engañarlos.

Mientras que, el segundo recae propiamente en el trato de los otros usuarios, tanto el que su hijo proporciona, como el que recibe, pues el Bullyng cibernético es algo que aún está presente hoy en día, sobre todo en redes sociales. Dejando vulnerable a los niños, (sobre todo a los sensibles), a estar bajo constante acoso de otras personas, lo que llevará inevitablemente a cuadros de depresión o algo peor como se ha visto en casos extremos.

¿Cómo padre qué debo hacer para proteger a mi hijo o hija?

Como persona es mucho lo que puede hacer, pero por más dedicado como padre que sea, siempre tendrá un reto presente con sus hijos. Y Claro está, que los consejos, la atención paternal, la comunicación y sobre todo la educación, juegan un papel importante, un papel que al menos representa el 50% del trabajo, de los cuales hablaremos más adelante, pero, existen otros tantos consejos que podemos darle de igual forma, que funcionaran en caso de que la curiosidad de su hijo sea mayor a sus palabras.

Así es, es momento de comenzar a hablar de la protección de los dispositivos. De hecho, ¿sabía usted que existen programas que le permiten no solo monitorear el contenido de sus hijos, sino que también permiten proteger toda la información que ellos proporcionan?, además de presentar un escudo contra el Phishing y el robo de cuentas en redes sociales, que es el método principal para vulnerar datos y propagar engaños a su nombre o el de sus
hijos. Sin duda, parece un software mágico y probablemente muy costoso, pero en realidad solo es un antivirus de última generación, que se puede adquirir fácilmente y con costos realmente muy razonables.

Es más, al poseer un buen antivirus, es decir, uno que no solo detecte y elimine virus, sino que también tenga cortafuegos, que gestione las contraseñas, monitoree las páginas visitadas y tenga VPN, para que sus hijos naveguen en una red privada, podrá resolver el otro 50% del problema. Por lo que, sin temor protege tus datos con un antivirus de esta lista, algo que no solo servirá para sus hijos sino para usted mismo, que probablemente usa la misma red o el mismo dispositivo que ellos y como se decía al inicio, también puede estar vulnerable a la pérdida de datos, robo de identidad o filtraciones de información que llevan a ser víctima de un ciberdelito.

Estando protegido el dispositivo, ¿Qué más puedo hacer?

Como se mencionaba anteriormente, al menos un 50% del trabajo de proteger a un niño en redes sociales o de hecho en cualquier página que visite, depende de la enseñanza que usted haga como padre. Más allá del colegio, de otros padres o familiares, que también pueden involucrarse en dicha enseñanza, la verdad es que, la responsabilidad principal será siempre suya.

Por lo que, no cometa el error más común que es, prohibirles a sus hijos usar redes o visitar páginas web, pues pese a que algunos niños podrán obedecerlo sin ningún problema, muchos de ellos no lo harán y comenzarán a actuar a sus espaldas, lo que resultará en una consecuencia mucho peor, además, las redes también tienen un lado positivo, del cual los estaría privando.

Entonces, la verdadera solución, será tomarse un momento, para sentarse junto a ellos antes, durante y después del uso de las redes, para explicarles los aspectos más importantes a tratar sobre seguridad y uso, que serían: el nunca conversar con desconocidos y mucho menos proporcionarles fotografías o información, evitar cualquier compra o gasto que no sea realmente necesario y si es el caso, solicitar autorización antes para hacerlo, tener cuidado con la clase de contenido que ve y el que publica, y sobre todo enseñarlo a tratar al respecto de ciberacoso.

Es probable que este último ítem sea el más difícil, pues puede que sus hijos sean víctimas, pero también puede que sean victimarios, algo que, por supuesto no puede permitir, pues lo principal en la seguridad siempre será su preocupación como padre.

Acerca del autor
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.