El uso de teléfonos móviles se ha convertido en un aspecto esencial de nuestra vida, tanto personal como profesional. Cada vez son más empresas las que empiezan a utilizar telefonía resistente o rugerizada en el entorno laboral con el fin de evitar los altos costes que conllevan las reparaciones de los teléfonos convencionales, que se dañan o estropean con facilidad en algunos entornos profesionales.

Algunos de los sectores más beneficiados por el uso de dispositivos rugerizados son los de la arquitectura y la construcción, pues la resistencia de estos dispositivos, unida a las nuevas funcionalidades de algunos de ellos, les permiten mejorar la eficiencia de muchas de las actividades que desarrollan y reducir costes.

Entre otras ventajas, estos dispositivos necesitarán menos reparaciones, reducirán el tiempo en el que un trabajador espera que su teléfono sea reparado (con la reducción de productividad que esto conlleva) y permiten integrar varias funciones en un solo dispositivo, por lo que no hace falta comprar herramientas adicionales.

El Cat S61, el smartphone resistente diseñado y presentado recientemente por Cat phones, incluye 5 funcionalidades especialmente útiles para las tareas que desarrollan a diario constructores y arquitectos.





Comments

Name (required)

Email (required)

Website

Speak your mind