¿Te espían los archivos que guardas en la nube?

Check Point Software Technologies, el mayor proveedor mundial especializado en seguridad, alerta sobre los peligros de los píxeles de seguimiento incluidos en algunos archivos alojados en la nube. Mediante su uso, los ciberdelincuentes pueden recopilar información sobre el usuario y su empresa, y pueden enviarla a personas ajenas a la compañía.

Los expertos en ciberseguridad de Check Point encuentran cada vez más píxeles implicados en ataques a organizaciones. Por lo que si parte de tus servicios IT están en una plataforma cloud, debes añadir los píxeles de seguimiento a la lista de problemas de seguridad de la cloud.

Tienen la forma de un archivo de imagen GIF o PNG, que envía una cadena de código a un sitio web externo. Para evitar que los usuarios se den cuenta de que están siendo rastreados, suelen tener un tamaño muy pequeño, de un píxel, de ahí su nombre. Además, son del mismo color que el fondo del documento que los contiene, que puede ser un archivo, un email o una página web, para que las víctimas no los identifiquen.

También conocidos como web beacons, tracking beacons o web bugs, se crearon en un principio como herramientas de marketing, que se incorporan en páginas de internet y correos electrónicos.

Mientras que muchas empresas los utilizan para afinar la publicidad, los ciberdelincuentes los usan para identificar componentes de la plataforma cloud, y buscar vulnerabilidades de software que puedan explotar en un ataque posterior.




Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.