El volcán de La Palma: Cómo los satélites nos ayudan a vigilar las erupciones

cumbre de lava

La misión Sentinel-2 de Copernicus ha captado un nuevo río de lava procedente del volcán Cumbre Vieja en unas nuevas e impresionantes imágenes tomadas el 10 de octubre. Estas imágenes de Sentinel-2 han sido procesadas en color real, utilizando el canal infrarrojo de onda corta para resaltar el nuevo flujo de lava.

En respuesta a la erupción en curso, se activó el Servicio de Cartografía de Emergencia de Copernicus. Desde su activación, el servicio ha publicado 17 productos cartográficos de vigilancia para supervisar el flujo de lava que ha afectado a 497 hectáreas de terreno y ha destruido más de 1.100 edificios (hasta el 8 de octubre).




Los satélites en órbita llevan diferentes instrumentos que proporcionan una gran cantidad de información complementaria para comprender mejor las erupciones volcánicas. Los sensores atmosféricos pueden identificar los gases y aerosoles liberados por la erupción, así como cuantificar su impacto medioambiental más amplio.

Desde que el volcán Cumbre Vieja entró en erupción el 19 de septiembre de 2021, la lava ha quemado casas, carreteras y tierras de cultivo, causando una destrucción masiva en la parte occidental de la isla canaria de La Palma.

Las imágenes por satélite han ayudado a las autoridades a controlar y gestionar la crisis en curso.

Desde la captación de imágenes de los ríos de lava hasta la medición de las emisiones de gases y la evaluación de los daños, la flota de satélites Copernicus Sentinel ha proporcionado datos cruciales para los equipos locales.




Acerca del autor

Daniel Gutiérrez

Periodista. Escribiendo desde el 2010 sobre tecnología y sobre todo tipo de gadgets.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.