El grupo de ciberespionaje Turla utiliza la interfaz de Gmail para su centro de mando y control

Turla gmail

ESET, la mayor empresa de ciberseguridad de la Unión Europea, ha descubierto una nueva versión de una de las familias de malware del grupo Turla más antiguas: el backdoor ComRAT. Turla, también conocido como Snake, es un grupo de ciberespionaje que lleva activo más de diez años.

La función más interesante del nuevo backdoor de Turla es que utiliza la interfaz de usuario de Gmail para recibir comandos y extraer información. ComRAT roba documentos sensibles y desde 2017 ha atacado al menos a tres entidades gubernamentales. ESET ha encontrado indicios de que la última versión de ComRAT todavía estaba en uso a principios de año, con lo que se demuestra que el grupo de ciberdelincuentes sigue estando muy activo y representa una amenaza para militares y diplomáticos.




El objetivo principal de ComRAT es robar documentos confidenciales. En uno de los casos, sus operadores incluso desplegaron un ejecutable .NET para interactuar con la base de datos MS SQL Server principal de la víctima, en la que se encontraban documentos de la organización. Los operadores de este malware utilizaron servicios cloud públicos, como OneDrive o 4shared, para extraer los datos. La última versión del backdoor Turla, además, puede llevar a cabo otras acciones en ordenadores comprometidos, como ejecutar programas o extraer archivos.

Acerca del autor
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.