FaceApp, ¿seguimos siendo demasiado confiados?

Iván Mateos, Sales Engineer de Sophos Iberia: “Seguramente en estos últimos días has enviado o, peor aún, un amigo o familiar te ha enviado una foto de ti mismo pero envejecido unos cuantos años. Esta es una de las funcionalidades de una de tantas aplicaciones disponibles para móvil, capaces de modificar tu rostro para hacerlo más viejo, más joven, o incluso acabar con tu calvicie en unos segundos. En este caso estamos hablando de la aplicación FaceApp, que, aunque no es nueva, ha generado mucha expectación ante una nueva mejora en su IA que convierte sus resultados en mucho más realistas.

Lo siguiente que habrás empezado a leer son todo tipo de noticias que ponen el grito en el cielo, acusándote de regalar tu privacidad al gobierno ruso y tratando la aplicación poco menos que de malware encubierto. Sin embargo, más allá de si todo esto es verdad o no, lo que realmente debería preocupar desde nuestro punto de vista es otra cosa: seguimos siendo demasiado confiados.




Vamos a poner el ejemplo muy sencillo con esta misma aplicación y es simplemente leer sus “Terminos y condiciones”: “You grant FaceApp a perpetual, irrevocable, nonexclusive, royalty-free, worldwide, fully-paid, transferable sub-licensable license to use, reproduce, modify, adapt, publish, translate, create derivative works from, distribute, publicly perform and display your User Content and any name, username or likeness provided in connection with your User Content in all media formats and channels now known or later developed, without compensation to you.”

¿Parece una broma verdad? Pues no lo es, y si utilizaste la aplicación aceptaste estar de acuerdo con todo ello. Lo cierto es que, si hubieras leído esto antes, seguramente no la habrías descargado, o quizás sí, pero ya lo habrías hecho sabiendo lo que ello implicaba.




Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.