Samsung se recupera pese al fracaso del Galaxy Note 7

Samsung ha presentado sus resultados financieros del cuarto trimestre fiscal 2016 con unos ingresos de de 53,33 billones de wons (42.601 millones de euros) y un beneficio operativo de 9,22 millones de wons (7.365 millones de euros).

Ambas cifras suponen, respectivamente, incrementos del 1.8% y del 50% respecto al mismo trimestre del año fiscal previo. Atendiendo a las cifras proporcionadas por la compañía, los grandes protagonistas son las divisiones de pantalla (Display Panel) y semiconductores, que han conseguir crecer en ingresos desde el año anterior y maquillan, tal y como se observó en el avance de los resultados, el caso del Note 7.

Respecto al avance que la compañía había ofrecido, tanto ingresos como beneficios crecen ligeramente, con el segmento de componentes impulsando el crecimiento.

Dentro de esas categorías, la gran demanda de memoria NAND en V y SSD de alta densidad fue la gran responsable del éxito junto a grandes números de ventas de pantallas OLED y paneles 4K, que a su vez estuvieron conducidos por la diversificación de los productos y por una bajada considerable de costes.




Acerca del autor
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.