Un español puede ser deportado de Australia tras mentir y provocar un brote COVID-19

Australian

Un trabajador de un hotel que mintió sobre su vínculo con una pizzería que provocó el cierre por COVID-19 en Australia del Sur, puede ser deportado a España en espera del resultado de una investigación policial.

El comisionado de policía Grant Stevens dijo que la investigación sobre Woodville Pizza Bar aún estaba en sus primeras etapas, pero que la “persona de interés principal” era un hombre de origen español de 36 años. El hombre se encuentra legalmente en Australia con una visa de posgrado temporal, que vence a mediados de diciembre.




“Estamos interesados en hablar con al menos otras dos personas, que creemos que pueden ayudarnos con nuestras consultas”, dijo el comisionado Stevens a los periodistas el sábado. “Si esta persona hubiera sido más franca con nosotros, no habríamos instituido un cierre de seis días. Este es el único elemento que nos empujó del nivel de restricciones que estábamos implementando el martes a un régimen mucho más severo”.

Cuando se le preguntó si el hombre sería deportado cuando expirara su visa, el comisionado Stevens dijo: “Todo lo que ocurra en relación con su condición de persona en Australia estará sujeto al resultado de nuestro proceso de investigación”. Hay 20 detectives trabajando en el caso.




Acerca del autor
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.