De Río 2016 a Tokio 2020

Los JJOO de Río 2016 fueron los primeros Juegos Olímpicos Digitales de la historia y marcan un antes y un después en este acontecimiento deportivo en ámbitos como la ciberseguridad, el acceso a los resultados, la planificación de las diferentes pruebas, la personalización de la experiencia de los espectadores y su capacidad de interacción.

Nunca antes se había ofrecido tanta información y nunca antes los usuarios habían podido navegar entre las diferentes disciplinas deportivas y elegir la competición deseada.

A partir de esta experiencia y de la de los próximos Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang 2018, Tokio 2020 planteará nuevos y apasionantes desafíos que mejorarán aún más la experiencia interactiva, móvil y en la nube de miles de millones de personas en todo el mundo, que dejarán de ser meros espectadores para convertirse en protagonistas activos.




Acerca del autor

Daniel Gutiérrez

Periodista. Escribiendo desde el 2010 sobre tecnología y sobre todo tipo de gadgets.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.