De la tienda de la esquina a la pantalla del ordenador

spc-glee-10Hasta hace pocos meses, al pasear por la calle de cualquier ciudad de España era habitual ver locales de antiguos negocios cerrados y/o con el cartel de Se alquila o Se vende colgado de sus fachadas.

La crisis económica que ha asolado a casi todo el mundo en el último lustro se cebó, en nuestro país, especialmente, con el pequeño comercio minorista. Según fuentes del sector, hasta el pasado año, más de 40.000 pequeñas tiendas habían cerrado sus puertas.

Estos datos contrastan con las buenas cifras que está cosechando el ecommerce y que, según datos del Ministerio de Industria, seguirán incrementándose en los próximos años.

Por ello, no es de extrañar que muchos negocios, a la vista de esta tendencia, hayan decidido dar el salto a Internet y lanzar su propia tienda online. Moda, tecnología, entradas, billetes de transportes son algunos de los productos que más se venden a través de la red.

Hace poco era muy improbable que una persona comprar ciertos artículos online. Querían ver cómo eran, probarlos y comprobar si se ajustaba a sus necesidades. La moda abrió el camino y, ahora, gracias a la rapidez y comodidad de las compras online y la facilidad de devolución, adquirir estos artículos a través de la red resulta un hecho habitual”, explica Marc Schillaci, CEO de Oxatis.


Acerca del autor

Daniel Gutiérrez

Periodista. Escribiendo desde el 2010 sobre tecnología y sobre todo tipo de gadgets.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.