Las preocupaciones sobre la seguridad del comercio electrónico desaparecerán

powerpaA pesar del miedo a lo nuevo y a lo desconocido que es una tendencia que no cesa de repetirse generación tras generación, este año nuevo será un año caracterizado por un auge generalizado en el uso de nuevos métodos de pago y transacciones.

Un estudio global realizado recientemente por World Payments Report ha pronosticado que los métodos convencionales de pago disminuirán un 16 por ciento y que los métodos móviles crecerán un 60 por ciento.

Asimismo, el 2015 será testigo de importantes avances tecnológicos que contribuirán fuertemente a la desaparición de las preocupaciones sobre la cyber-seguridad.

A la hora de comprar, el temor a ser estafados o el miedo a dar datos en tiendas online han representado los principales obstáculos por los que casi el 50 por ciento de los consumidores deciden no comprar por internet, según un estudio de Nielsen.

Hasta hace poco, la mayoría de la gente miraba artículos por internet y posteriormente se acercaba a los establecimientos a comprar el producto, aún si éste era más caro que en el eCommerce. Esos miedos estaban ligados a las preocupaciones sobre la seguridad de las transacciones online.

A pesar de esas preocupaciones, la realidad parece mostrar lo contrario a lo que uno podría imaginarse. El comercio electrónico en España alcanzó en el primer trimestre de 2014 un volumen de facturación de 3.500 millones de euros, un 27 por ciento más respecto al mismo periodo del año anterior, según el último informe de la Comisión Nacional de los Mercados y las Competencia.

El mundo online es igual que el real, incluso tiene una garantía extra: la seguridad digital, puesto que las operaciones se realizan a través de sofisticados códigos de codificación para que no puedan ser descifrados.

En los últimos años, los avances en seguridad de los métodos de pago han creado una sensación de alta seguridad a la hora de dar los números de nuestra tarjeta de crédito por Internet.

Por ello, los profesionales del comercio electrónico están concienciando e insisten en que los temores son infundados y que la tecnología y la legislación son muy exigentes en materia de protección.

“Hasta hace muy poco, los españoles prácticamente no usábamos medios de pago electrónicos como PayPal u otros similares por miedo a probar nuevos métodos. Simplemente, nos limitábamos a usar tarjetas de crédito o a hacer transferencias bancarias. Sin embargo, la conveniencia y simplicidad que otorgan los sistemas de pago móviles han prevalecido sobre las preocupaciones de los españoles por lanzarse a testear productos nuevos. El resultado de este cambio es que ahora el número de personas que utilizan PayPal en España se ha multiplicado”, afirma Ultano Kindelan Williams, director de Powa Technologies España y Portugal”.


Acerca del autor

Daniel Gutiérrez

Periodista. Escribiendo desde el 2010 sobre tecnología y sobre todo tipo de gadgets.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.