Investigadores cuestionan los videojuegos y las aplicaciones informáticas

hora-de-aventuraA pesar del entusiasmo inicial generado por el descubrimiento de la plasticidad del cerebro más allá de edades tempranas y la posibilidad de entrenar la mente para conseguir un ‘rejuvenecimiento’ cerebral, actualmente muchos investigadores cuestionan la eficacia del entrenamiento cognitivo basado en aplicaciones informáticas y tecnológicas.

La idea de que el entrenamiento mental, en el futuro inmediato, acabará formando parte de nuestra agenda cotidiana, del mismo modo que hoy en día lo hace el fitness (ejercicio físico), se ha extendido en los últimos años tanto entre científicos como entre la sociedad.

La proliferación de utensilios, juguetes y programas informáticos que prometen combatir los efectos del envejecimiento cerebral es amplia y todos conocemos ejemplos de ello.

Sin embargo, cada vez más investigadores cuestionan la metodología de la experimentación científica que supuestamente avala toda la oferta de ‘gimnasia mental’ que se encuentra en el mercado. A pesar de todo lo publicado en el pasado, especialmente por parte de las empresas que comercializan programas de entrenamiento mental, no parece haber una correlación entre los ejercicios propuestos por dichos programas y la mejora de las capacidades intelectuales.

“La mayor parte de las tareas incluidas en los diversos paquetes de software de entrenamiento cerebral están empobrecidas y tienen escasa relación con las actividades en el mundo real”, afirman dos investigadores de la Universidad de Prince ton en un artículo publicado recientemente.

Según estos científicos, para que exista realmente una transferencia entre el entrenamiento cognitivo y los mecanismos cerebrales relacionados con la inteligencia y con la capacidad intelectual en general, dicho entrenamiento debería incluir tres componentes fundamentales: complejidad, innovación y diversidad.


Acerca del autor
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.