Comunicaciones unificadas en la nube

Un estudio reciente aseguró que la inversión en transformación digital aumentó en un 37% los ingresos de las compañías en el mundo, esto es debido a una eficiencia operativa, donde los procesos fluyen mejor, los empleados trabajan en un esquema ágil y productivo, y hay un ahorro considerable en los costos.

Aunque lo solemos asociar al mundo de la tecnología, los retos digitales abarcan un horizonte mucho más amplio y que, una vez superados, impactan en toda la cadena de valor de una compañía. La transformación digital es una renovación de mentalidad empresarial, de procesos de trabajo, de cultura corporativa interna, de comunicación externa, creación de nuevos productos y servicios.

La realidad es que esta gran metamorfosis provoca el nacimiento de nuevos modelos de negocio, orientados a dar solución a las necesidades de una sociedad que gira alrededor de la movilidad y la conectividad.

Una de las mayores ventajas de la transformación digital es que convierte a los productos y servicios en verdaderas experiencias que, alineadas con la filosofía de las marcas, crean valor para todo su ecosistema: clientes, colaboradores, proveedores, etc.

En mi opinión, el que más se beneficia de estas tecnologías es el trabajador, aunque también existen retos: si él vive digitalizado y siempre conectado, las empresas deberán digitalizarse para alcanzarle y satisfacerle, con el mismo lenguaje y formas que utilice.




Acerca del autor
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.