4g

Dependiendo del sitio donde nos encontremos habrás visto que las letras referentes a la cobertura de los dispositivos móviles, las que nos indican nuestra conexión, son diferentes. Esto se debe a distintos factores. Para empezar, la calidad de red con la que contemos tendrá mucho que ver con nuestra ubicación. La cobertura no es la misma en el campo que en la ciudad, al igual que tampoco lo es en un espacio abierto o cerrado. Asimismo, aunque estemos en el lugar con mejor conexión del planeta, si nuestro aparato no la soporta no podremos disfrutarla.

Para saber de qué nivel de cobertura disponemos, debemos aprender qué significan conceptos como G, E o 4G. Dichas letras son indicadores de cómo nuestro dispositivo se conecta a la red, y pueden ordenarse en función de lo más o menos rápida que será la transferencia de datos con cada uno.

El más lento sería G, de GPRS (General Packed Radio Service), que actúa con velocidades entre 56 y 144 kbps. Le sigue E, de EDGE O EGPRS (Enhanced Data Rates for GSM of Evolution), que basado en el anterior, permite navegar en páginas web hasta a 348 kbps. El 3G, llamado así por ser la tercera generación de redes, alcanza velocidades de hasta 2 Mbps, y sigue siendo uno de los servicios más utilizados. Seguidamente encontramos H, de HSDPA (High Speed Downlink Packet Access), que podemos ver escrito como Turbo3G, 3G+ o 3’5G. Éste permite una velocidad de hasta 14 Mbps, mejorando significativamente el 3G a secas. El H+, de HSUPA (High-Speed Uplink Packet Acess) aparece como una evolución del anterior, siendo capaz de oscilar entre los 22 y 84 Mbps. Finalmente, llegamos al 4G, que siendo la cuarta generación de redes puede alcanzar los 100 Mbps.

Si no dispones de un dispositivo para disfrutar de Internet 4G, tienes la posibilidad de comprarlos en portales como T-Mobile, donde puedes encontrar desde celulares hasta relojes inteligentes y tablets que son compatibles. Si ya tienes tu aparato pero no tienes una tarifa satisfactoria, con esta compañía puedes contratar por ejemplo un plan con Internet y llamadas sin límite. Este tipo de tarifas son aconsejables, pues con 4G puedes navegar como si estuvieses en un ordenador: tienes la posibilidad de ver streamings sin cortes, de jugar a videojuegos online, y hasta de descargar o subir archivos pesados en cualquier lugar.

Por supuesto, también puedes descargarte todo tipo de aplicaciones. El incremento de velocidad hace que no tengamos que estar preocupándonos constantemente por si un mensaje ha llegado o no a su destinatario, algo muy útil si usamos las de mensajería. Para asegurarnos de que la velocidad a la que navegamos sea la adecuada, existen distintas apps capaces de medirla, además de estabilizarla. Algunos ejemplos son Connection Stabilizer Booster, una de las están mejor consideradas; Signal Finder, que nos indica también los puntos donde podemos tener mejor cobertura en un mapa; o Internet Booster Optimizer, especializada en dispositivos móviles.

 

 

 

 

 

 

 


Comments

Name (required)

Email (required)

Website

Speak your mind